El Pillo del Barrio

Si en alguna marquesina, balcón, terraza o patio del barrio en el que me crie faltaba algo, la responsabilidad, siempre, era de una persona en específico. Esa que tenía la mala fama por ser aficionado a coleccionar, tomar prestado o vender objetos que le pertenecían a algún otro vecino. A ese lo llamaban “El Pillo del Barrio” y todos los miembros de la comunidad lo tenían bien identificado. Algunos vecinos lo miran por encima del hombro. Las razones para robar pueden ser muchas, desde hacerlo por necesidad para generar dinero producto de la venta de artículos robados porque no tienen otro modo de empleo, por volverse adictos a esta práctica, por placer, entre muchas otras razones.

Nada justifica el acto de apropiarse o de robar algo que no nos pertenece. Muchas cosas se obtienen con esfuerzo, algunas tienen un valor sentimental y otras se adquieren con muchísimo sacrificio. Pero, si evaluamos nuestra vida, ¿realmente somos quienes para juzgar a estos ladrones? No solo el que roba objetos, dinero o autos es un ladrón.

  • Si con tus comentarios hieres a otros, eres un ladrón de felicidad
  • Si con tus actos molestas o incomodas a otros, eres un ladrón de paz. Por ejemplo, cuando una noche en tu casa decides poner el volumen de tu música tan alto que el vecino no puede descansar, sin importarte que sea de madrugada, si vives en un piso superior y te da por mover muebles o si temprano en la mañana decides cortar la grama con la podadora.
  • Si cuando alguien te cuenta un secreto o te confía una información se la cuentas a otros, eres un ladrón de confianza
  • Si tratas de escuchar o leer conversaciones de ajenas, eres un ladrón de privacidad. Igual si estas pendiente a lo que ocurre en casa de tus vecinos, lo que hacen tus compañeros de trabajo o de clases o pegas tu oreja tras la puerta del cuarto de tus hijos.
  • Si haces preguntas imprudentes como: ¿vas a seguir rebajando?, ¿Cuándo vas a dejar de comer?, ¿vas a seguir sola?, etc., eres un ladrón de tolerancia.
  • Si te interpones u obstaculizas el camino para que otros cumplan sus metas, eres un ladrón de aspiraciones.
  • Si por sobresalir, venderte o quedar bien te adjudicas proyectos de otros, eres un ladrón de ideas.
  • Cuando rompes el corazón de alguien, eres un ladrón de ilusiones.
  • Si buscas enlaces en internet para ver películas o eventos deportivos gratis, eres un ladrón de servicios.
  • Cuando hablas de otros para manchar su imagen, eres un ladrón de reputación
  • Cuando obstaculizas el aprendizaje y no te esfuerzas en llevar un mensaje, eres un ladrón de conocimientos.
  • Si utilizas a las personas como zafacón de frustraciones, quejas y negatividad, eres un ladrón de energía.
  • Cuando retienes algo que no necesitas y puede ser de provecho para otro, eres egoísta y eres ladrón de oportunidades.

Podría seguir mencionando miles de ítems que demuestren que cualquier cosa que afecte negativamente a otro, es un robo. Debemos tener en cuenta que de la misma manera que no en todas las casas hay sistema de vigilancia, rejas o seguridad, así mismo hay algunas personas que no tienen manera de protegerse de nuestros ataques. No tienen la seguridad, no tienen la salud física o emocional para combatir o resistir este tipo de robo. A un adulto, al igual que a un niño se le puede robar su inocencia, sus sueños y sus aspiraciones en un solo segundo. No siempre tendremos oportunidad de evaluar nuestros actos y de enmendar nuestros errores. Hay daños que son irreparables, y eso es lo que debemos evitar. El primer paso es aceptar nuestro error y trabajar para no caer la tentación de privarle a alguien su derecho a vivir tranquilo y en paz. Tengamos bien claro que, de igual manera, nosotros también estamos expuestos a que a diario nos roben. ¿Todavía crees que puedes juzgar a alguien que por necesidad se robó un generador eléctrico en estos días?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s