Las Luces en las Ventanas

De un tiempo para acá, me he sorprendido, en varias ocasiones, observando las ventanas de las casas al pasar frente a ellas. Las luces encendidas detrás de cada una me cuentan miles de historias, más bien me hacen imaginar. Donde veo una luz apagada, siento oscuridad, desasosiego o un impulso a ignorar esa ventana.

En la primera ventana, alguien sufre por alguna enfermedad terminal y quiere entregarle a la vida todas sus riquezas y bienes materiales a cambio de una oportunidad de vida.

En la próxima, alguien observa todo lo que ha obtenido y logrado. Riquezas, bienes, lujos. Y repasa el sacrificio que le ha costado obtener todo eso y el precio que paga a diario es la soledad y el vacío del alma.

En otra, un niño se cubre sus orejas con las manos para encontrar el silencio que su papa y su mama interrumpieron con una fuerte discusión e insultos.

Al lado, una pareja se mira a los ojos fijamente intentando recordar donde dejaron perdido el amor que los había unido, pero saben muy bien que jamás lo van a encontrar.

Arriba, una madre llora y respira con dificultad al sentir cada vez más pesada la carga de liderar un hogar.

Abajo, un chico sufre en silencio por su cobardía de ocultar quien es realmente por miedo al rechazo, a la burla y a las críticas.

Al frente, una chica desea ponerle fin a una relación que sabe que no da para más, pero el miedo a la soledad, a la crítica y a lo desconocido la frenan, y prefiere sufrir y perder cada segundo de su vida antes que abandonar la costumbre y las comodidades.

Detrás, un joven observa su cuerpo en el espejo con apatía y no se le parece en nada a los modelos en las revistas. Maldice y se odia a si mismo, pero ignora la triste historia que esconden e la mirada cada uno de esos modelos a los que idolatra. También ignora que la chica del bar al que frecuenta lo encuentra hermoso y suspira al verle llegar pidiéndole a la vida que alguna vez el la note y se le acerque.

En el centro, una pareja discute el camino que deben seguir, pero ambos tienen prioridades diferentes y hace mucho que sus caminos no convergen.

En la siguiente, una muchacha, cansada de la costumbre, del encierro, de sentirse vacía y de la falta de libertad, decide recoger sus cosas en busca de su libertad y de un lugar donde sienta paz, donde pueda respirar aire puro y llenar cada espacio de su vida con ilusiones nuevas, deseos reales y experiencias genuinas.

Al fondo, un muchacho se lamenta por haber sido sincero al dejar salir sus sentimientos. Luego de tanto tiempo callando lo que sus ojos decían, reunió valor y coraje y le dijo al amor de su vida todo lo que sentía y fue rechazado.

A una cuadra de allí, alguien fuma y se desvela noche tras noche caminando en su habitación recorriendo el pasado en cada paso que da y añorando tener a su lado una vez más a quien ya no quiso estar.

A lo lejos, una chica intenta vivir su vida y llenarla de momentos maravillosos, pero tiene un vacío que solo la presencia del amor de su vida puede llenar y cada noche da gracias por lo vivido y lo que tiene, pero pide con fe al universo despertar a su lado para sentir que en su vida no hace falta nada más.

A la derecha, unos padres sienten su hogar vacío y se sumergen en la soledad que le proporcionan las paredes que están llenas de recuerdos y los rincones en los que solo se escucha el sonido ensordecedor del silencio.

En otra, una chica llora desconsoladamente al ver que, una vez más, su sueño de ser madre se viste de rojo.

Mas abajo, un chico se pregunta si vale la pena esperar a que llegue a su vida alguien especial o si debe salir a buscarlo.

Al lado una chica mira fijamente a su teléfono mientras espera una llamada o un mensaje que acabe con su espera y le saque una sonrisa.

En otra, un chico se encuentra en el dilema de hacer justicia y robarle un beso a la chica que le roba sus sueños cada noche.

Una de ellas, esconde a una chica que esconde detrás del maquillaje los garabatos morados que deja la violencia en su cara y en su cuerpo, pero sabe que ni el maquillaje con más cobertura lograra tapar las heridas del alma.

En la calle del lado, un chico intenta reparar y enmendar sus errores y cada intento lo lleva a la misma conclusión: jamás va a borrar las huellas de sus actos y las heridas que causaron sus palabras. Y cada noche llora hasta el cansancio porque no se perdona su error.

En otra ciudad, una chica se enamora por cuarta vez en tres meses y jura que es el amor de su vida, aunque al cerrar los ojos sabe bien que prefiere un amor pasajero a probar el sabor amargo de la soledad.

Mientras que su amiga, en su casa, cuenta los minutos para reencontrarse con su amor por tan solo unos días que saben a gloria.

En otra, una adolescente ve a sus padres discutir una vez mas y lleva en su mente una imagen oscura de las relaciones. Es por eso que se jura que jamas tendrá una pareja porque no quiere terminar igual que ellos.

Su hermano, cuenta los minutos para regresar a la escuela y poder ver a la chica que lo tiene suspirando, esa primera ilusion que llena el corazon por toda una eternidad.

Y en una de ellas está la de una chica que en su libreta dibuja palabras que describen lo que su alma siente. Entonces imagino que esta noche escribe lo siguiente:

“Observaba las luces salir por las ventanas

Tantas historias detrás de cada una

Historias de amor o desamor

Pero una es mi favorita…

Esa que es tenue y acogedora

Esa que espera y la mayoría de las veces no llega la hora

Esa que se apaga, pero en un instante se enciende

Esa que quiere llenar cada rincón con su esplendor

Esa que es resistente, pero en ocasiones se rinde

Esa que es tan simple y a la misma vez compleja

Esa que es de amor, de un gran amor que espera.”

¿Cuál ventana es la tuya?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s