Receta: Papel y Lápiz

Cuando comencé a compartir mis escritos, lo hice siguiendo una corazonada. Un impulso y una lluvia de ideas me llevaron a escribir “Esos Amores la Infancia”. Al escribirlo, pude vivir esos momentos una vez más. Hacía mucho tiempo que había guardado en el cajón de los recuerdos este pasatiempo que algunos llaman talento. ¡Cuánto daría por haber conservado alguno de mis escritos de cuando era niña o algún diario de mi adolescencia! Encontré en la escritura esa terapia que buscaba. En varios talleres he aprendido varias técnicas para utilizar la escritura como una medicina para el alma, un elixir para soltar y una oportunidad de llegar al corazón de muchas personas que podrían necesitar alguna palabra o mensaje de aliento.

En ocasiones, las palabras no salen de nuestros labios con fluidez, porque nuestro cerebro está programado para establecer juicio sobre lo que vamos a decir y cómo lo vamos a decir, pero si las escribimos, tal y como van saliendo de nuestro corazón, sin censura, sin mesura, tal y como nos hablaríamos a nosotros mismos frente al espejo, las palabras salen perfectas y poco a poco vamos aliviando la carga tan pesada que llevamos dentro. Hay días en los que me siento abrumada y agobiada, entonces busco una hoja de papel. Cuando leo lo que he escrito, puedo darme cuenta de que muchas cosas no tienen sentido, que no hay cronología, que voy de la melancolía por algún recuerdo, a la ansiedad por el futuro, al sobresalto por algún ruido, olor o sensación en el presente, y todo eso queda registrado en un papel. Al final, siento una especie de descarga y un desbloqueo en mí mente que me ayuda a relajarme, a descansar o a organizar mis ideas.

No recuerdo haberlo mencionado antes, pero hace un tiempo me diagnosticaron ansiedad. Pareciera que es el diagnóstico de moda para las personas que que estamos muy expuestas al stress. Por si lo desconocen, la ansiedad es un tipo de trastorno que no tiene cura y para el que no hay un tratamiento específico. Es la consecuencia de mi alter ego de creer que puedo con todo, algo así como una Mujer Maravilla. Las noches son una cajita de sorpresas porque puedo estar rendida del cansancio y a punto de irme al valle de los sueños, pero de repente recuerdo que olvidé contestar un email a las 8 de la mañana y era importante, o vienen a mi mente las mejores palabras que jamás se me habrían ocurrido para contestarle a alguien en alguna conversación. O bien puedo estar durmiendo y de madrugada algún ruido me levanta y a esa hora quiero saber la hora, verificar si hay agua fría, si apague el calentador, recuerdo que no coloqué jugos en la nevera para la merienda de mis hijos, ect. Sé que muchos entenderán la creatividad de la mente a esas horas. Hay días en los que una broma pesada, un tono molestoso, un gesto o cualquier frase la tomo personal, porque estoy alerta e incómoda con miles de mimes en la mente. Hay días en los que mis expectativas de la vida y de los demás son surreales e imagino un mundo perfecto que se va desvaneciendo segundo a segundo porque no ocurren las cosas como mi mente las imaginó desde que abrí los ojos por la mañana. En esos días, mis mejores amigos son el lápiz o bolígrafo y el papel o alguna de mis libretas para descargar mi ira, mi frustración, lo que me agobia, y cada letra que escribo va ejerciendo su efecto calmante en mi estado de ánimo.

Los días en los que sigo la siguiente rutina, me siento realizada, aliviada y plena:

  • Al sonar la alarma en la mañana (luego de las veces que le doy ‘snooze’) doy gracias por un nuevo día y establezco al menos una intención.
  • Si estoy trabajando, al llegar a la oficina hago una lista de tareas y priorizo mis actividades. Al finalizar, escribo las tareas para el próximo día, o anoto la que no haya podido completar. Les parecerá insignificante, pero, en ocasiones, anoto en la lista de tareas responder a algún email.
  • En días de mucho stress, cojo una hoja en blanco, pongo el cronometro para 20 minutos y comienzo a escribir sin parar. Durante ese tiempo solo observo mi mente y escribo. Cuando mi mente se queda en blanco sigo haciendo puntos o trazando una línea horizontal hasta que surjan más pensamientos o se acabe el tiempo. Hay días en los que necesito más tiempo y continúo hasta quedarme en blanco. Lo tomo como un tipo de estado meditativo del cual se sale cuando mi mente y mi cuerpo estén listos. Luego leo y analizo lo que acabo de escribir y destruyo el papel.
  • En ocasiones escribo alguna carta donde le digo a alguna persona todo lo que, por no ofender, por tener prudencia o por distintas razones no digo. Es una forma de desahogarme y soltar.
  • Al terminar en mi diario de gratitud escribo al menos 3 cosas por las que me siento bendecida. Intento dar gracias cada día por algo distinto a los días anteriores. En mi diario pueden ver cosas que parecerían tan insignificantes como: “Haber aumentado 3 libras” (ya en otro escrito les hable sobre mi lucha con mi peso). Esta práctica es una manera de recordarme que incluso en días grises hay más de un motivo para dar las gracias.

Cuando la mente colapsa, el cuerpo colapsa, el ánimo colapsa, y poco a poco, nuestra vida colapsa. No es difícil ni imposible hacer una pausa y derramar nuestros pensamientos sobre un papel para poder leer lo que nuestra mente quiere decirnos. Cada letra, cada palabra que escribamos, nos está dando un mensaje importante, hay que leer con atención. Yo aprendí que está bien sentirme mal, que debo abrazar la oscuridad como mismo abrazo y disfruto la luz. Tenía las herramientas correctas al alcance de mi mano, en todo momento. No puedo decirles que mis días son maravillosos y perfectos, pero en la medida en que puedo y me lo propongo, son más llevaderos. Creo firmemente en el poder de la escritura como terapia alternativa para sanar, para aliviar y para recargar, y quiero que otros lo crean también. ¡A ejercitar la mano y soltar nuestra mente!

2 comments

  1. Rafael Rivera Morales · July 26, 2017

    Te felicito Edmarie por dedicarte unos momento a para ti y reflexionar sobre la las cosas de la Vida y compartirlas con las personas.

    Liked by 1 person

  2. Rafael Rivera Morales · July 26, 2017

    Te felicito Edmarie por dedicarte unos momento a para ti y reflexionar sobre la las cosas de la Vida y compartirlas con las personas.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s